Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Usted está aquí: Inicio / Noticias / OECD Watch comunicado de prensa: La OCDE actualiza sus estándares éticos para las Empresas Multinacionales pero falla en garantizar su efectiva implementación
 

OECD Watch comunicado de prensa: La OCDE actualiza sus estándares éticos para las Empresas Multinacionales pero falla en garantizar su efectiva implementación

25/05/2011
Category:

Hoy en su 50 aniversario, la OCDE adoptará formalmente el texto revisado de las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales - 10 años después de su última gran revisión. Las Directrices establecen las expectativas de los Estados con relación a una conducta empresaria responsable. Si bien hay inclusiones valiosas en la revisión con relación al contenido y alcance de las Directrices, los Estados miembros de la OCDE no pudieron ponerse de acuerdo sobre medidas más estrictas para garantizar el cumplimiento por parte de la Empresa. Esto compromete la eficacia de las Directrices en la resolución de conflictos entre las Empresas y la Sociedad. Estas son las conclusiones de la red OCDE Watch en su "Declaración sobre la revisión de las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales", también publicada hoy.

"Este proceso no fue una revisión exhaustiva, sin embargo, se han logrado avances en materia de derechos humanos, la debida diligencia, y la responsabilidad en la cadena de valor", remarca Joris Oldenziel, coordinador de OECD Watch. "Estos avances aumentan el alcance y la pertinencia de las Directrices. Pero sin mecanismos de aplicación creíbles, queda aun por verse si la revisión  podrá hacer una diferencia real en la lucha del día a día de las víctimas de abusos de las Empresas".

Fortalecimiento en materia de la responsabilidad en la cadena de valor
Un importante avance es que ahora las Directrices de forma inequívoca se aplican no sólo a las actividades de la propia Empresa, sino también a sus proveedores y otras Empresas con las que realizan negocios. Según Víctor Ricco de CEDHA, una ONG argentina: "Con los aumentos en las contrataciones de los procesos de producción en los países en desarrollo, las Empresas Multinacionales tienen una responsabilidad más allá de las paredes de sus propias fábricas. Ya no pueden cerrar los ojos ante la conducta irresponsable de los proveedores y otros socios comerciales". OECD Watch apoya la inclusión del principio de " debida diligencia " en el nuevo texto de las Directrices que exige a las Empresas a tomar medidas para evitar causar o contribuir a los impactos negativos sobre los individuos, las comunidades y el medio ambiente. Esto coloca en responsabilidad de las Empresas el aumentar sustancialmente sus esfuerzos para evaluar el actual y potencial impacto negativo de sus operaciones.

La falta de cumplimiento
Una gran decepción es el hecho de no llegar a un acuerdo para reforzar los procedimientos de implementación. Sin ningún tipo de sanciones o consecuencias por el incumplimiento de las Directrices, hay pocos incentivos para cumplir y así las Empresas irresponsables podrán realizar su conducta abusiva con total impunidad. Ni a los Puntos Nacionales de Contacto (PNC), ni a los organismos gubernamentales responsables de atender las denuncias, se les requiere que de forma explícita determinen si una Empresa ha incumplido o no las Directrices. Esto socava la credibilidad de las Directrices como un instrumento global. No hay nada para garantizar que las Directrices se apliquen sistemáticamente por los países adherentes y la implementación dependerá de la integridad y el compromiso de los PNCs en cada país y su voluntad de que las Empresas rindan cuentas por su conducta irresponsable. Serena Lillywhite de Oxfam Australia manifestó: "OECD Watch pide a los Estados adherentes a intensificar sus esfuerzos y demostrar su compromiso con la resolución de conflictos y ayudar a proporcionar efectiva remediación para los afectados por la conducta empresaria irresponsable".

OECD Watch seguirá promoviendo y abogando por instrumentos y mecanismos que efectivamente garanticen la conducta responsable y así frenar los abusos de las Empresas. En junio, en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, se espera la aprobación de una renovación en el mandato sobre los derechos humanos y las Empresas. OECD Watch considera que una de las tareas que deberá incluirse en esa renovación, es la de supervisar la adecuada implementación del mecanismo de queja de la OCDE.

Herramientas Personales

OECD Watch is hosted by