Skip to content. | Skip to navigation

You are here: Home / Líneas directrices de la OCDE

Líneas directrices de la OCDE

Las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales constituyen un mecanismo internacional único de responsabilidad corporativa, que cuenta con apoyo gubernamental y está dirigido a fomentar una conducta empresarial responsable en todo el mundo. Definen normas de conducta empresarial responsable desde el punto de vista social y medioambiental y prescriben procedimientos para la resolución de conflictos entre las empresas y las comunidades o individuos afectados negativamente por actividades empresariales. En mayo de 2011, los gobiernos adherentes miembros y no miembros de la OCDE actualizaron las Directrices, introduciendo nuevas e importantes disposiciones en áreas como los derechos humanos, la debida diligencia y la responsabilidad de la cadena de suministro.

Acera de las Directrices de la OCDE

Las Directrices de la OCDE trata de recomendaciones de los gobiernos para empresas multinacionales que operan en o desde países que han firmado la Declaración sobre Inversión Internacional y Empresas Multinacionales. Brindan asesoramiento para la conducta corporativa responsable en ámbitos como: los derechos laborales, los derechos humanos, el medio ambiente, la divulgación de información, la lucha contra la corrupción, los intereses del consumidor, la competencia, las cuestiones tributarias y los derechos de propiedad intelectual.

Si bien no comprometen jurídicamente a las empresas, se exige a la OCDE y a los gobiernos signatarios que garanticen que se implementen y cumplan. Lo que distingue a las Directrices de la OCDE de otros instrumentos y mecanismos de responsabilidad corporativa es su carácter internacional, el hecho de que sean normas respaldadas por gobiernos y que cuenten con un mecanismo de resolución de conflictos para resolver las quejas relacionadas con la supuesta mala práctica empresarial.

El proceso de una instancia específica

Los gobiernos que se adhieren a las Directrices deben establecer un PNC para promover las Directrices y tramitar las quejas contra las empresas que supuestamente no se han ceñido a las normas de las Directrices. El procedimiento de “instancia específica”, nombre oficial que recibe el proceso de queja de las Directrices, se centra en la resolución de conflictos, fundamentalmente a través de la mediación y la conciliación, aunque también a través de otros medios, y cualquier persona que pueda demostrar un “interés” (en sentido amplio) por la supuesta violación puede utilizarlo. ONG y sindicatos de todo el mundo han utilizado el proceso de queja para abordar los impactos medioambientales y sociales adversos causados por la mala conducta empresarial. Las ONG han utilizado también el proceso de queja para concienciar sobre el hecho de que se espera que las empresas cumplan con las normas internacionalmente reconocidas, contribuyan al desarrollo sostenible y que, como mínimo, “no dañen” donde quiera que operen.

El proceso de una instancia específica incluye etapas múltiples como:

  • Fase 1: evaluación inicial: Esta fase empieza con la presentación de una queja ante un PNC. En esta fase el PNC debe realizar una evaluación inicial para determinar si el caso merece un examen más profundo.
  • Fase 2: mediación: Esta fase empieza cuando el PNC decide que el caso merece una investigación exhaustiva. En este punto, el PNC intentará reunir a los demandantes con la empresa para resolver el caso a través de un proceso centrado en la mediación y la conciliación.
  • Fase 3: declaración final: En esta fase el PNC emite una declaración final sobre la queja y el proceso de mediación. Debe contener las supuestas infracciones y la forma en la que el PNC ha gestionado el caso. Las declaraciones finales podrán incluir recomendaciones sobre la implementación de las Directrices, así como una determinación del PNC que concluya si la empresa las ha incumplido o no. En los casos en los que la empresa o el denunciante se hubieran negado a participar en el proceso de mediación, si las partes no han llegado a un acuerdo sobre los términos para la mediación, o si la mediación fracasa, el PNC deberá emitir igualmente la declaración final y documentar tales circunstancias. 

Personal tools

OECD Watch is hosted by